Revista online de temas variados

Personajes perfectos para la gran pantalla

Personajes perfectos para la gran pantalla

Los misterios son un bocado exquisito para la insaciable industria del cine. Cientos de películas se han ocupado de mitos, leyendas, misterios y complots históricos. Uno de los más destacados es, probablemente, el asesinato del presidente de los Estados Unidos de América, John Fitzgerald Kennedy, en 1963.

Un director sediento de polémica

El director de cine norteamericano Oliver Stone se ha distinguido siempre por sus polémicas realizaciones. Se ha atrevido a tratar la guerra del Vietnam, a través de películas como Platoon o Nacido el 4 de julio, que ofrecieron un enfoque muy diferente al de otras cintas sobre esta cuestión, o la vida de grandes grupos como The Doors. Las críticas a la sociedad y a los principios de la nación en Wall Street o Nixon han dejado, en ocasiones, demasiado frío al público y muy enfadada a la crítica. En 1991, Stone estrenó JFK. Caso abierto, un film sobre el asesinato de Kennedy, que dejaba entrever toda una trama conspiratoria para asesinar al presidente. La película narra la historia a través de los ojos del fiscal de Nueva Orleans, Jim Garrison, interpretado por Kevin Costner. Garrison realiza una investigación que pone en duda la versión oficial sobre la muerte del presidente y apunta a una posible conspiración para evitar que Kennedy llevara adelante ciertas políticas que no agradaban a los poderes tácitos del país.

El personaje de Kennedy ha protagonizado una decena de películas desde los años sesenta, demostrando así ser uno de los preferidos por guionistas y directores. A ello también han contribuido considerablemente sus familiares, pues la vida de los Kennedy nunca ha estado exenta de polémicas y misteriosas muertes que han hecho que algunos los tachen de familia maldita. Igualmente, la esposa de John Fitzgerald Kennedy, Jacqueline Kennedy, ha cautivado a público y creadores por su elegancia y su serenidad. La mujer del presidente, considerada una de las más bellas primeras damas del mundo, compitió en vida con otro mito, más grande incluso que el de su marido, Marilyn Monroe.

Otras muertes rodeadas de misterio

La relación íntima que mantuvieron Kennedy y la ambición rubia también se ha convertido en una historia de leyenda que se ha insinuado numerosas veces en la gran pantalla. Igualmente, la diva del cine norteamericano sufrió una muerte inesperada y misteriosa. A los 36 años, un caluroso día de verano, fue encontrada muerta en su apartamento. Según muchos expertos, no se encontraron restos de droga en la sangre de Monroe y los órganos de la actriz, que se extrajeron para ser analizados, desaparecieron. La familia Kennedy pudo estar implicada en la muerte de Marilyn, ya que no aprobaban la relación de esta mujer con el presidente, sin embargo, nunca ha habido pruebas a este respecto. Asimismo, pocos años más tarde de la muerte del presidente Kennedy, Robert Kennedy, el hermano menor de John, también murió asesinado mientras caminaba entre una multitud en un hotel. El mito de la maldición Kennedy se hacía realidad.

Imagen de: picsfive – FotoliaSimilar Posts: